Los decretos de una constitución política son mociones con "fuerza de ley" es decir, depende única y absolutamente del poder ejecutivo de un país la modificación de dichos dictámenes.

El año 1973, la historia de nuestro país, Chile, tomó un rumbo tenebroso. La presidencia la asumió una Junta Militar, la cual en un comienzo sería presidida dos años por el "General" Augusto Pinochet. Pero esto no fué así. Hasta el año 1990, Chile vivió una sangrienta y enajenadora dictadura militar. El año 1980 se promulgó la "Constitución de la República de Chile" cuyo ideólogo fundamental fue Jaime Guzmán, Carta Magna que nos rige, aunque con parches y modificaciones, hasta nuestros días. Se inspiró el ideólogo en dos constituciones: en la estructura de la constitución de Hitler y el autoritarismo de Portales.

Luego de la sesión del poder , pacto entre la Democracia Cristiana y el gobierno militar, en 1990, esta constitución pasó a regir al pueblo de Chile. Hasta ahora, una coalición de gobierno, completamente ambigua nos ha sumido en la más absoluta ignorancia política al negarnos el derecho a la educación.

Dos decretos, 20 y 45, son modificables absolutamente con un poco de voluntad.

Los gobiernos de la Concertación no han hecho más que continuar el modelo de privatización y del neoliberalismo económico impuesto a las universidades y la educación chilena.

Ante este escenario no nos queda otra alternativa que rebelarnos.

¡Exijamos la derrogación de los decretos 20 y 45!

1 Comment:

  1. Anónimo said...
    Oie chamaca, creo que en mi U se termina ya el paro :S.

















    Jebus.

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal